30 enero, 2008,9:03 a. m.
Toda una vida

A los quince años, Sandra conoció a Jota. Él era el chico más guapo, más simpático y, porqué no decirlo, más "malo" de toda la clase. Los otros chicos simplemente le imitaban. Las otras chicas revoloteaban a su alrededor, sus colegas le reían las gracias. Jota tenía moto, vestía de cuero, su peinado era perfecto, su caminar era seguro, todo en él le recordaba al resto del mundo lo que era. El mejor. El que mandaba, el que controlaba. No es que fuera especialmente listo ni tuviera demasiadas luces, pero tenía un talento natural para que los demás le admiraran y le siguieran.


Sandra se sentía una más en clase. Era guapa, y muy inteligente, y tenía muchas amigas. Pero todo eso no importaba. Cuando veía a Jota, se volvía literalmente loca. Hacía todo tipo de tonterías, y claro, terminaron conectando. Empezaron a salir juntos. Para Sandra, fue su primer amor, y el único. Y para Jota...bueno, para Jota ,Sandra era la chica más guapa de clase y la quería mucho y todo lo demás. Podía presumir de ella ante sus amigos, ante las otras chicas, ante el mundo. Sí, Jota también estaba enamorado, aunque nunca creyó que estuviera enamorado de la misma manera que Sandra. Por eso...bueno, siguió viendo a alguna de sus otras amigas. El instituto era el instituto. Había que aprovecharlo. Según decían sus amigos...son años que no vuelven.


Durante aquellos años de instituto fueron "la pareja". Ella, siempre radiante, abrazada a su espalda, en la moto, llegando y abandonando juntos el instituto. Él, "dirigiendo el cotarro". Para Sandra, fué el primer hombre con el que hizo el amor, y así lo vería durante el resto de su vida. Con él se fumó su primer cigarrillo, con él tembló por primera vez, con el lloró y rió como nunca antes ni después. Cuando aquellos años, los mejores de su vida, terminaron, Sandra estudió Económicas y Jota...Jota nunca había sacado demasiadas buenas notas. Así que su padre le encontró un trabajo en el Taller de Coches de la esquina.

Allí fué donde Jota descubrió que lo de ser "el mas guay" se había terminado. Pasó de ser el Rey a ser un currito más. Incluso uno de los menos. El "nuevo". Poco a poco, el carácter se le empezó a agriar. Con unas copas de más le pidió a Sandra que se casasen.Todos sus amigos lo habían hecho ya o estaban a punto de hacerlo. Básicamente, era lo que había que hacer. Tuvieron una ceremonia pequeña, porque tampoco se podían permitir nada excesivo, pero a Sandra no le importó demasiado. Aunque había comenzado a notar como a Jota se le iba agriando el carácter, imaginó que todo eso se arreglaría con el matrimonio, la vida en pareja, los hijos cuando llegaran...

El día en que Sandra se quedó embarazada Jota salió a celebrarlo con sus compañeros de taller. Terminaron yéndose de putas y Jota apenas recordó al día siguiente nada de lo ocurrido. No quiso darle demasiada importancia ni pensó demasiado en ello. Era algo que había ocurrido y punto. Por supuesto, ni por asomo se le ocurrió contárselo a Sandra. Esas cosas quedaban entre los compañeros del Taller. Y todas las juergas que vinieron después también.

El día en que Sara nació fue el más feliz en la vida de Sandra. Bueno, casi. Jota estuvo ilocalizable hasta las 7 de la tarde, y para entonces Sara ya llevaba casi medio día en este planeta. Sandra no preguntó. De esta manera, aquel mismo día, aprendió, o descubrió, o asumió, que era mejor no hacer preguntas.

A medida que fueron pasando los años, Sandra vió como los cabellos de Jota iban esfumándose, como su barriga iba creciendo, sus manos se encallaban, sus ojos siempre aparecían vidriosos, sus conversaciones se volvían veladas...Sandra dejó durante un tiempo su trabajo de administrativa en una aseguradora, pero en cuanto pudo, al ir creciendo la pequeña Sara, volvió allí, gracias a la ayuda de sus padres, los abuelos de la niña. Cuando se encontraban con viejos compañeros de instituto, a ella la reconocían enseguida. Era Sandra...con unos años encima, pero Sandra al fin y al cabo. Mantenía el brillo en la mirada. Mantenía la vitalidad en la sonrisa y en el caminar. Pero casi todos se preguntaban quién era aquel tipo que la acompañaba...hasta que le reconocían.

Jota...bueno, Jota no pasa demasiado tiempo en casa. Nunca se ha dado demasiada cuenta de que su mujer se cuida todo lo que puede, procura que todos estén bien alimentados, pasea con la niña, se preocupa de su educación, de que estudie, de que se sienta feliz. Nunca se le ha pasado por la cabeza el hecho de que Sandra consigue que el domicilio familiar parezca un mundo maravilloso en el que cualquiera querría vivir, que aún le queda tiempo para cuidarse ella, para permanecer radiante, para comer algun día y no descuidar la amistad de sus amigas. Jota no se ha dado cuenta de eso, y nunca se dará cuenta, porque sigue en el instituto, siendo el jefe, o queriendo serlo, de aquella pandilla que ya no existe, y que ahora ha sustituido por sus compañeros de taller.

Pero esta mañana, Sandra ha conocido a un nuevo compañero en el trabajo. Un hombre extraño, que inspira confianza, que parece una buena persona, no especialmente atractivo, pero si...especial. Y, durante unos instantes, Sandra se ha olvidado de quién fue su primer amor, de quién es el hombre que ya ni la mira ni le habla, con el que se sintió feliz por primera vez, del que pensó una vez que era el amor de su vida.

Se ha olvidado porque ha visto a alguien que ha conseguido que le entren ganas de vivir.

Y eso es lo que piensa hacer.

Vivir.

Etiquetas: ,

 
posted by joerace ¤ Permalink ¤ 3 comments
24 enero, 2008,8:49 a. m.
Twin Peaks

Ocurrió a finales de los 80. En el 89, para ser más exactos. Cerca de la Navidad. Yo había oído algún que otro comentario sobre la serie, estrenada aquí en España por Telecinco. Pero no había visto ni un sólo episodio. Mi sobrino, esas Navidades, me dejó en VHS (sí, VHS) esa primera temporada, que eran unos 8 episodios más o menos. Me la ví seguida, sin parar. No podía dejar de verla. No podía apartar la mirada de la pantalla.

Hay quién dice que la segunda temporada perdió calidad y que por eso tuvieron que cancelarla. Eso no habría ocurrido hoy en día. Estoy seguro de que las descargas de capítulos, la "era internet", habría hecho que la serie durara al menos una temporada más. A mi la primera mitad de la segunda temporada me entusiasmó. Se volvió mucho más "personal", mucho más "Lynch", y después desmereció durante 5 ó 6 capítulos, para terminar con otros 5 episodios impresionantes. Una joya.

La influencia de Twin Peaks en muchas de las series de tv que hoy en día están catálogadas como "clásicas" quizás se nos escape a muchos. Recuerdo cuando se estrenó Expediente X que un crítico comentaba algo como que "la serie es una buena mezcla entre Twin Peaks y el silencio de los corderos". Doctor en Alaska tampoco habría, probablemente, existido, con su conglomerado de personajes surrealistas, sin la herencia de Twin Peaks. Hubo otra serie por aquella época, Picket Fences, que era una remezcla entre las series de abogadad y juicios, pero en una pequeña y curiosa población. Sobran los comentarios . Más recientemente, Verónica Mars, otra estupenda serie cancelada a pesar de las protestas de los fans, fue definida como un cruce entre Twin Peaks y Beverly Hills 90210. Y así podríamos seguir con la lista.

En mi cabeza todavía resuena la banda sonora de esta serie, y muchas veces, cuando cierro los ojos, veo la Habitación Roja, al Agente Cooper, a Bob, a Laura Palmer y a su padre, el viento meciendo suavemente los árboles, el Gran Hotel del Norte, veo a Audrey y a Donna...En fin, una inmensa galería de iconos que forman parte, ya no solamente de la historia de la televisión, sino de mi propia historia personal. Con los años la he ido descubriendo y re-descubriendo, visionándola una y otra vez, primero en VHS, ahora en DVD....En cada visionado, y debo llevar unos 8 ó 10 de la serie al completo, incluyendo la incomprendida, dura y difícil película, descubro algo nuevo, algo que se me había pasado por alto, una frase, una escena, un momento, un instante...

En esencia, una maravilla.

 
posted by joerace ¤ Permalink ¤ 0 comments
17 enero, 2008,6:00 p. m.
Tu mueves
"Eres un crío y en realidad no tienes ni idea de lo que hablas. Es normal, nunca has salido de Boston. Si te pregunto por Miguel Angel lo sabes todo: vida y obra, aspiraciones políticas, su amistad con el Papa, su orientación sexual... lo que haga falta. Pero tu no puedes decirme como huele la Capilla Sixtina. Nunca has estado allí y has contemplado ese hermoso techo. No lo has visto. Si te pregunto por las mujeres, supongo que me harás una lista de tus favoritas. Puede que hallas echado unos cuantos polvos. Pero no puedes decirme que se siente cuando te despiertas junto a una mujer y te invade la felicidad. Eres duro. Si te pregunto por la guerra me citarás algo de Shakespeare "De nuevo en la brecha amigos míos". Pero no has estado en ninguna. Nunca has sostenido a tu amigo entre tus brazos esperando tu ayuda mientras exhala su último suspiro. Si te pregunto por el amor me citarás un soneto. Pero nunca has mirado a una mujer y te has sentido vulnerable. Ni te has visto reflejado en sus ojos. No has pensado que Dios ha puesto un ángel en la Tierra para ti para que te rescate de los pozos del infierno, ni que se siente al ser su ángel. Al darle tu amor, darlo todo. No sabes lo que es dormir en un hospital dos meses por que los médicos vieron que el termino horario de visitas no va contigo. No sabes lo que significa perder a alguien. Solo lo sabrás cuando ames a alguien más que a ti mismo. Dudo que te hayas atrevido a amar de ese modo. Te miro y no veo a un hombre inteligente. Veo a un chaval creído y cagado de miedo. Eres un genio Will eso nadie lo niega. Nadie puede comprender lo que pasa en tu interior. En cambio piensas que sabes todo sobre mi por que viste un cuadro y rajaste mi puta vida de arriba abajo. Eres huérfano, ¿verdad?. ¿Crees que sé como ha sido tu vida, quién eres por haber leido Oliver Twist?, ¿un libro basta para definirte?. Personalmente eso me importa una mierda por que no puedo aprender nada de ti de un maldito libro. Pero si quieres hablar de ti, de quien eres... estaré fascinado. A eso me apunto pero no quieres hacerlo, te aterroriza decir lo que sientes. Tu mueves chaval".
Robin Williams, El indomable Will Hunting.

Etiquetas: , ,

 
posted by joerace ¤ Permalink ¤ 0 comments
16 enero, 2008,8:49 a. m.
Apple....a dónde vas?

A estas alturas nadie me tiene que convencer de que Apple es un negocio por encima de todo, y de que , como tal, su objetivo es ganar dinero. Es normal. Lo necesitan para seguir sacando buenos productos, y en eso, al menos yo aún lo creo, siguen siendo de los mejores. La prueba la tenemos en el producto estrella de la Keynote de ayer, el Macbook Air. Lo anuncian como el portátil más delgado del mercado, y probablemente lo sea. Es muy delgado. Y precioso. Y tiene unas carácterísticas sobresalientes. No tiene lectora-grabadora de DVD, pero siempre se le puede poner una externa, o usar retomamente la de otro ordenador de la red. Pesa poco más de 1 kg, es de aluminio, tiene una pantalla y un teclado increíbles...bueno, en definitiva, un gran producto, a pesar de sus fallos o cosas que no me puedan gustar de él, como el hecho de que la batería no es intercambiable, aunque desde Apple dicen que el cambio por una nueva es gratuito en un servicio técnico, precio de la batería aparte, claro. Está bien.

En definitiva, no es el macbook air lo que me preocupa. Es otro producto de Apple que va un poco por delante de sus competidores, como ha ido siempre. Es el resto lo que me preocupa. Al igual que en la anterior keynote, todo lo demás que ha enseñado Steve Jobs en esta ha ido orientado a "sacarnos los cuartos poco a poco". Alquiler de películas a través de itunes, o si queremos hacerlo a través del reinventado Apple Tv, pagando lo que cuesta el aparatito (casi 300 pavos). Actualización del firmware del iphone/ipod touch. Han sacado una actualización que hace casi casi lo mismo que ya tiene mi iphone gracias a la "liberación". Letras de canciones mientras las escuchas, favoritos en el panel principal, geolocalizacion con googlemaps...Nada, o muy poca cosa, nueva...Pero atención...si quieres esta actualización (o sea, si no le has hecho el jailbreak al iphone, porque si te bajas esta actualización, es seguro que quedará inutilizado, esa es otra) decía, si quieres esta actualización....tienes que pagar 20 pavos. Sí, no es broma. Una actualización se software para el iphone bloqueado de fábrica por 20 pavos...En fin, parece una broma de mal gusto.

Así que, mal que me pese, esto parece la gota que colma el vaso de la exprimidora Apple. Tengo varios macs en casa, tengo un iphone, tengo un par de ipods....y seguiré comprando sus productos porque me parecen los mejores. El iphone, por ejemplo, me parece una maravilla...tal y como yo lo tengo, liberado y pudiendo instalarle lo que quieras. De la misma manera que el Mac Os X me parece el mejor sistema operativo del mundo....gracias a todo lo que permite hacer y lo fácil que es que la comunidad de desarrolladores cree para él programas estupendos. Cómo los que poco a poco van saliendo para el iphone.

En la keynote de ayer lo único que se veía cada dos por tres era el signo del dólar por todas partes. Que si 2,99 $ por un alquiler, que si esto, que si lo otro...Si no llega a ser por el macbook air no creo que hubiesen salvado el culo...

Así que, Apple, por favor, deja de intentar meternos por los ojos la idea de que hay que pagar, pagar, pagar y pagar....Y sigue haciendo buenos productos, que es lo que se te da bien.

PD: Y de paso, bájale 300 euros al nuevo portátil, por pedir que no quede....

Etiquetas: ,

 
posted by joerace ¤ Permalink ¤ 1 comments
09 enero, 2008,9:36 a. m.
Ñoño
Sí, bueno, supongo que así me siento al verlo, algo ñoñete, pero qué narices, no me diréis que es inevitable sentirse así al ver a toda esta colección de mininos. A disfrutarlos :-)


 
posted by joerace ¤ Permalink ¤ 0 comments
04 enero, 2008,10:24 a. m.
Pruébalo

Esta semana estoy atado a mi casa y a mi cama por culpa de una gripe bastante peleona, así que os iré dejando algunas cosillas que me he encontrado por ahí :-)

Con el Año Nuevo y todo eso, las fiestas, los kilitos de más y tal, estoy seguro que muchos se plantean la posibilidad de ponerse a hacer ejercicio, controlar un poquito lo que comen y esas historias. Y también estoy seguro de que este año que comienza alguno/a que ya lo hacen ha tomado la decisión de correr su primera carrera, una media maratón o un diez mil o algo por el estilo. Para los que hayan pensado en algo como esto último, os dejo un texto muy interesante que me he encontrado en este estupendo blog.

"Seis consejos para perderle el miedo al fracaso
Elige, si puedes, una carrera de la que vayas a disfrutar. Que sea algo más que una mera prueba atlética, por el recorrido, por que el lugar donde se realiza signifique algo para ti, porque sabes que va a haber gente que te va a arropar. Y no te olvides de tu objetivo principal, acabarla, pero no solo a base de sufrimiento. Es mejor que pares a caminar que tires la toalla por agotarte.
Ten claro tu ritmo desde el principio. Si entrenando sueles hacer una media de seis minutos –o siete, o los que sean- el kilómetro, no te la juegues al principio por seguir la marcha del grupo. Hay quien dice que un dorsal te da fuerzas extras, pero aprovéchalas al final; te animará mucho llegar al último medio kilómetro con energías de sobra, aunque lo hagas en los últimos puestos.
No te creas peor de lo que eres por una simple referencia de tiempo. De acuerdo que hay quien es capaz de hacer diez minutos menos que tú y sin entrenar, y no perderá ocasión de decírtelo. Piensa el esfuerzo que has necesitado para lograr una marca y te parecerá mucho mejor que si la comparas con la de otros corredores. Aprende a respetarte a ti mismo.
Tampoco te creas mejor que nadie. Sobra eso de “un tío de setenta años no puede ganarme” porque sí, puede hacerlo. No entres en piques absurdos y, si puedes, busca apoyo en otros corredores y, en la medida de lo posible, ayudaros. Charlar te puede servir para hacer más llevadero el camino y regular las fuerzas. Y al final, si tienes fuerzas esprinta, pero no dejes tirado a quien te ha ayudado.
No pienses en lo que te queda. Los dos primeros kilómetros son los más duros, los que te hacen sentir que no podrás terminar, que estas haciendo algo que realmente no te gusta. Le pasa a todo el mundo. Poco a poco te irás sintiendo mejor, correrás con menos esfuerzo, pese a la merma física, y psicológicamente irás ganando fortaleza. Piensa en zancadas, no en kilómetros.
No mires atrás. Ya lo has superado, así que no hay motivo para hacerlo. Puede que te vayan adelantando corredores, y no te obsesiones con que estás perdiendo fuerzas; hay muchos que prefieren correr ‘en positivo’ y van subiendo el ritmo a medida que pasan los kilómetros. Ya aprenderás a hacerlo. De momento, no te interesa si van cien, diez o ningún corredor detrás. Haz tu carrera."

Etiquetas: , ,

 
posted by joerace ¤ Permalink ¤ 0 comments